Estafas de las páginas de contactos esporádicos.

La pandemia ha cambiando los hábitos para ligar. Se calcula que una de cada cinco parejas se han conocido en Internet. Este porcentaje sube a cuatro de cada cinco en el caso de parejas homosexuales. Muchos usuarios de redes sociales muy conocidas como Facebook o Instagram lo utilizan para ligar. Sin embargo, en los últimos años han surgido en la Red miles de páginas que se especializan en encuentros esporádicos o en relaciones extramatrimoniales.

La curiosidad de muchos internautas del género masculino les ha llevado a probar estos servicios para darse cuenta de que la mayoría de ellos son un fraude. Tras hacer un registro en la página gratuita, te empiezan a llegar mensajes de mujeres que de repente quieren mantener relaciones sexuales contigo. Ya este hecho es sospechoso en si porque parece extraño que sin ningún contacto previo una mujer pueda tener esa forma tan salvaje de ligar.

No hace falta nada más que navegar por algún foro de Internet para leer comentarios de usuarios que han tenido malas experiencias en este tipo de páginas. Las quejas han tomado cuerpo esta semana en la voz de una ex trabajadora de la web de citas y contactos Dammitutto.com. Alejandra Estrella, una inmigrante italiana afincada en Panamá, asegura que fue contratada por la compañía con el único propósito de crear 1000 perfiles falsos de mujeres exuberantes.

La misma es trabajadora manejaba todos estos perfiles y ponía mensajes distintos en todos ellos para intentar conseguir una suscripción Diamante Rosso. Lógicamente las mayoría de los hombres no conocían de nada esta página escrita en italiano, pero ella se encargaba de manera muy astuta a captar hombres por correo electrónico... Seguro que muchos de vosotros habéis utilizado todo tipo de app de citas como Badoo, Meetic, Lovoo en las que algunos perfiles son altamente sospechosos. Te dicen claramente que les des su correo sin arroba, pues ese es el gancho que utilizó para estafar a más de 200 hombres.

En concreto ella siempre utilizó fotos de modelos de Instagram como Carmen Grebenisam, Ekaterina Novikova, Vasilka Georgiewa, Taya Borisova. Pero además, otras veces utilizó otras fotos subidas directamente de Instagram, Pinterest o Facebook. Hubo muchos hombres que llegaron a pagar más de 1000 euros en suscripciones puesta que Alejandra era una auténtica embaucadora que no dudaba incluso en dar su número de móvil para mantener conversaciones muy subidas de tono.

aleerubiia de Encuentrossecretos.com

La verdadera estafa cobraba forma cuando después de hacer sucesivas suscripciones, la videoconferencia no estaba activa, o cuando lo estaba, ella siempre decía que no te veía... Es conocida como la Estafa Romántica, y parece ser que Alejandra Estrella es toda una experta. Pero, desgraciadamente no es la única. Existen en la Red miles de páginas como esta y todas tienen su experta en captación de suscriptores. Así, en la página EncuentrosSecretos.com operta la famosa Sara_Lopez, o en Free4dates.com opera la famosa Katherine Chiara...

Sarahjane

Madrid, 29 años

Últimamente me he dado cuenta de que tengo un nuevo deseo despierto dentro de mí, que nunca me había salido a la luz. Mis piececitos. Son muy curiosos y les encantaría poner notar entre ellos una polla gorda llena de leche para ellos... He buscado algo de información sobre el tema y hay muchas mujeres que les pasa. A ti no te da curiosidad sentir unos pies haciéndote una paja? Es otro tacto, más duro y a veces frío, me pongo en tu lugar y me da morbo también. Lo probamos juntos?

Purofuego56

Madrid, 32 años.

Creo que hoy me he levantado con el pie izquierdo, no me ha sonado la alarma, en el desayuno se me ha caído por completo el café y ahora mismo la comida se me ha quemado jaja, puedo ser más desastre? Yo creo que no, ahora mismo lo que necesitaría es relajarme para no pensar en este día!! Así que he venido aquí en busca de un hombre que me desestrese, se me ocurre una buena forma jeje, sabes cual me refiero no? Porque busco eso, disfrutar unos buenos ratos y ya, sin ataduras, te parece bien? Nos vemos?